close
HomeBlogsClaudia Caprile's blogAhumados, cannabis y otras tendencias culinarias para 2017

Ahumados, cannabis y otras tendencias culinarias para 2017

Views

The New York Times publicó un artículo en donde señala que en 2017 las tendencias gastronómicas incluirán elementos no tan tradicionales.

El diario estadounidense The New York Times publicó una predicción de los alimentos que marcarán tendencia en 2017. El listado de las modalidades culinarias y comidas que serán las estrellas de la cocina el próximo año se armó en base a opiniones y análisis realizados por expertos gastronómicos.

Así como en 2006 nació el boom de la carne añejada, en 2008 tuvieron su protagonismo el kale y las bayas Goji, el 2011 estuvieron de moda los macarons y los whoopies, y en 2016 hicieron furor la Street Food y la kombucha, en 2017 el listado incluye clásicos de todos los tiempos y grandes innovaciones.

El nuevo año traerá al escenario principal al Sorgo, cereal con el que se puede preparar no sólo comidas sino también bebidas fermentadas al estilo cerveza o chicha, y que tiene como valor extra el no contener gluten. Otro vegetal semejante al cereal será la estrella de 2017: el Teff, que se cultiva en Africa, y que contiene mucha fibra alimentaria y hierro.

El suero de leche también se erguirá como gran ingrediente en las comidas. La espirulina seguirá con su reinado gracias a las múltiples propiedades alimenticias que tiene. Hace su entrada triunfal en la gastronomía el cannabis, por ahora solo en los países y estados en los que su uso está legislado.

Las yemas de huevo dejan de ser el “cuco” en las comidas y se integran básicamente como condimento. Se curan enterrándolas en sal con condimentos, deshidratándolas, para luego usarlas ralladas sobre pastas o ensaladas. El ahumado vuelve en todas sus versiones: con maderas, con hojas o flores o con el líquido de humo para agregar fácilmente ese toque especial.

En cuanto a los estilos gastronómicos las tendencias culinarias en 2017 retomarán la cocina francesa, un clásico que se mantiene, y se sumará la cocina filipina que mezcla su impronta oriental con platos españoles. Los restaurantes que tienen solo la opción para llevar se pondrán en boga, no solo por cuestión de modas sino también porque al no tener mesas y servicio abaratan el costo de la unidad de su negocio y de los platos para sus clientes.